Inicio    >    Kedada 2019    >    La Ruta

El día 25 a las 10 de la mañana nos juntamos, como teníamos previsto, en la gasolinera El Cid a la salida de Zaragoza hacia Zuera en la N-330. Organizamos nuestras 19 motos para ir tranquilos ordenados y seguros.

Comenzamos nuestra marcha con fuerte viento que se mantuvo toda la jornada. Tras 20 km. por autopista, salimos en Zuera para coger la carretera A 124 hacia Piedratajada y Valpalmas. A partir de estas localidades, cada rincón del camino es espectacular. El recorrido, se convierte en una ruta majestuosa donde todo lo que encontramos a nuestro paso nos llama la atención. Nos damos cuenta que nos encontramos ante una ruta que vamos a disfrutar mucho.


Llegamos por la A-125 hasta Ayerbe, y tomamos el desvío de la A-1206 que nos acerca hasta Loarre, a los pies de la Sierra Caballera. La subida desde el pueblo al Castillo tiene un montón de curvas y unas vistas impresionantes. El Castillo merece un descanso y una visita. Dispone de un Parking amplio y cómodo donde poder dejar nuestras motos y visitarlo o desayunar delante de unas espectaculares vistas.

La ubicación del Castillo de Loarre es fundamental para entender las razones de su construcción. Está situado a la entrada de los Pirineos, justo cuando las montañas dan lugar a la gran llanura que forma la "Hoya de Huesca", dominando toda la comarca. Desde su posición se tiene un control sobre toda ella. Este castillo, fue construido en el siglo XI y está considerado como la fortaleza románica mejor conservada de Europa.

Tras desayunar, seguimos nuestra ruta regresando a Ayerbe, para continuar por la A-132 hasta encontrarnos con el río Gállego. Si la mano del hombre hizo el increíble el Casillo de Loarre, la naturaleza es insuperable, y bordeando el rio Gállego nos permite disfrutar de una de las imágenes más espectaculares de la ruta. Además de sus serpenteantes y frías aguas, se imponen a nuestra derecha los impresionantes Mallos de Riglos. A nuestro regreso, después de comer, nos acercaremos a verlos. Pudimos disfrutar de las curvas que preceden al puente metálico que atraviesa el embalse de la Peña con aguas del río Gállego, continuando tras pasarlo con nuestro camino.

Una sorpresa más, después de Anzánigo, y disfrutando de unas cuantas curvas en la A-1205 descubrimos el Moto-Camping Anzánigo. Lugar puramente motero con cantidad de detalles ideados expresamente para los amantes de las motos. Un lugar perfecto.

Como teníamos planificado, comimos en el Motocamping. El lugar tiene un buen ambiente, con una comida muy buena y un precio muy contenido.

Hasta el camping se acercó Juan que dirige Daytona, el concesionario de Sym de Zaragoza para conocernos. Le debemos a Juan la idea de hacer esta ruta que nos estaba dejando tan buen sabor de boca a todos. Le agradecemos, además que junto a su amigo Santiago se integraran en el Grupo Maxsym durante la comida y nos guiaran el resto de la tarde.

Entre bromas, tras la comida, hicimos entrega de varios reconocimientos a algunos miembros del grupo. El Más joven motorista del grupo le correspondió a Víctor. El de más edad, aunque nadie lo diría, a José Manuel, Uno muy merecido a Antonio por ser el que venía de más lejos. A Francisco por tener la moto más nueva. Y a Nando por tener la más antigua.

Diversión, postre café, un poco de tiempo de descanso en su fantástica terraza y a continuar con la ruta.

Regresamos por el mismo camino, limitado por barrancos de gran belleza. A medida que vamos avanzando la carretera se trenza con el rio y empiezan a verse los imponentes Mallos de Riglos. Los Mallos están formados por sedimentos de cantos rodados cementados por grava y arena, con cimas cupulares cuyo color rojizo se debe al predominio de arcillas y hierro. Este color se potencia con la luz del sol en el ocaso y crea bellos atardeceres de matices espectaculares. Cada Mallo tiene su nombre pro­pio, hay nueve Mallos principales, los dos más altos son el Firé y el Pisón, con 300 metros de pared. El más difícil para la escalada es la Visera y el último en ser coronado fue el Puro. Un paraíso para escaladores que recordaremos en las fotos que hicimos de sus tremendas paredes.

Antes de llegar a Zaragoza, paramos en Zuera, donde se celebraba el "Vespa The Resistance 2019". Son 24 horas sin parar más que para cambiar de piloto y repostar. Aquí se juntan las Vespas de competición más elaboradas y espectaculares a nivel mundial.

Tras la ruta, y para terminar nuestro encuentro celebramos una cena en el restaurante los Xarmientos. Un lugar muy agradable donde, los platos, la presentación, la calidad y el servicio fueron excelentes y aún mejor Compañía.

Durante la cena entregamos los regalos de nuestro colaborador MP Racing. El casco y los guantes le los llevó nuestro amigo Francisco. Enhorabuena!

Disfrutamos mucho conociéndonos en una intensa jornada, recorriendo en nuestra moto un bonito trazado por unos paisajes de gran belleza. Comiendo y charlando animadamente, haciendo grupo desde el primer minuto. Desde el balcón de nuestra moto el Grupo Maxsym hemos vivido una kedada difícil de olvidar.

"Las fotografías abren puertas al pasado, pero también permiten echar un vistazo al futuro"

Será difícil mejorarlo en la siguiente.

Colaboran:


Desde tu teléfono móvil puedes enviar por WhatsApp esta página de la Web a tus contactos o grupos . Para hacerlo haz Click en el icono

Nos encontrarás también en: Facebook - Instagran - Youtube